Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info. Qué ignorita más bonita. Relatos, fotografía y filosofía.: Por Fuerteventura (fotos, casi nada más)

23 de marzo de 2017

Por Fuerteventura (fotos, casi nada más)

Estuve a principios de los noventa y no regresé más. En aquella ocasión el viento incesante hizo que termináramos por recluirnos en el apartamento. Esta vez gozamos de un tiempo más apacible y de unas cuantas buenas comidas. Recomiendo tres lugares, una cazuela de pescado en Jandía, cerca del faro; en el Cotillo, en cualquiera de los bares de pescado que hay por allí y en Corralejo, donde abunda una buena oferta de restaurantes.
Aquella vez estuve quince días; ahora, en Carnavales, cuatro. Casi fue suficiente.
Es una isla que tiene su belleza, si gusta la aridez y la playa. Confieso que yo me inclino más por otro paisaje, más verde y húmedo.
No voy a escribir una guía del lugar. Solo imágenes de esta tierra seca, y algo dura para vivir, y algunos comentarios del lugar.


En el municipio de la Oliva está La casa de los Coroneles, una mansión construida en la segunda mitad  del siglo XVII. Era la residencia oficial del coronelato, el poder que dominó militarmente la isla.  Desde 2006 el espacio de dedica a actividades culturales. Este lugar no me llamó la atención, sí, en cambio, las ruinas que había a sus alrededores, como ese resto de edificio que se veía al fondo y que es la primera imagen de esta entrada. 




Por cierto, todo plagado de ardillas y palomas. Si van por allí, y les gusta el buen café, en la Oliva hay una pequeña plaza, con un quiosco, donde lo sirven. En esto si ha mejorado Fuerteventura bastante respecto a décadas anteriores. Las fotos siguientes son  del mismo lugar.



Me gustaron las curvas leves de estas montaña. Esta son la vista, (en las imágenes siguientes), que se me ofrecía desde la casa rural donde nos quedamos, en el valle de Santa Inés. Cadía les saqué fotos a esas montañas, aprovechando luces distintas. El valle pertenece al municipio de Betacunria, aunque Antigua estaba a pocos kilómetros. Allí ibamos a comprar para desayunar y cenar. Tiene una plaza muy acogedora. 





En ruta al Cotillo, un precioso pueblo costero, en el norte de la isla, nos encontramos con unos cuantos molinos. El cielo estaba gris, y el contraste con la tierra amarillenta y el molino blanco, me gustó. Quise acercarme más al molino y sacarlo de cerca; no pude porque un par de perros merodeaban por allí y no cesaban de ladrar.


Esta montañas se extendían desde el mirador Morro Velosa. No son abruptas, ni de grandes altitudes, precisamente por ello la isla es poco lluviosa, porque estas, por su poca altura,  no retienen las masas de aire frío. En el mirador hay un bar; para nuestra desgracia era lunes (día de cierre). Una pena, pues hubiera sido un gustazo tomarse algo en aquel entorno.


Me gustan los detalles. Las plantas parecían que estaban atrapadas entre arañas gigantes.



Corralejo es uno de los municipios más importantes y se encuentra en el norte. Fuimos a verlo  por las dunas. Es un lugar turístico con una buena cantidad de restaurantes y comercios. Pero te puedes alejar y ver otras bellezas, si no te gusta el ambiente repetido que suele darse en estos lugares.


Llama la atención la amplia superficie de dunas. A diferencia de Maspalomas, no había nadie. 





Enfrente, las calas. Las rocas, el agua, la arena, el cielo. 



Playas de Corralejo al atardecer



  1. Las fotos finales corresponden a  Jandía, en la parte sur de la isla. Es un paisaje muy árido, pero algo de verde se pudo captar.







36 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Fuerteventura tiene su belleza. Un beso.

      Eliminar
  2. Hermoso, tiene aires de Lejano Oeste. Qué rico sonó esa cazuela de pescado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, ahora que lo dices. Es buenísima la cazuela. Saludos.

      Eliminar
  3. Muy buenas Las fotos!!! El color y la composición. No te perdiste nada en el restaurante del Morro Veloso ya que se come fatal!!! Fuerteventura puede atraerte si te gusta la tranquilidad y esos paisajes duros y desiertos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, tiene su belleza si la tranquilidad es prioritaria y este paisaje reseco te gusta. Un abrazo, mi querida amiga.

      Eliminar
  4. Buenos días Ángeles, bonitas fotografías, pero como tú dices duras y secas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, Mari. Encantada. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Ángeles, es un gusto siempre visitarte porque tienes una imagen para sorprender y un lugar para dejarse llevar. La planta no se atrapa solo porque sí, tiene su nicho y es tan bonito descubrir esos detalles de los que hablas. gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Emerencia, por venir al blog y comentarme. Esa planta tiene detalles interesantes y es cierto lo que dices del ncho. Atrapada o acogida en ese nicho. Un gran beso.

      Eliminar
  6. Ana linares luis24/3/17 10:17

    No defraudas, me lo esperaba de ti, las fotos son preciosas y magníficas, me gusta cada una de ellas,pero siento especial atracción por la del Halcón encaramado sobre las piedras, ya sabes de mi debilidad por los bichos.El relato acompaña muy bien a las fotos.A mi si me gustan mucho los paisajes áridos en los que puefes encontrarte con algo verde y bello.Reitero las fotos espectaculares,retratos del paisaje,bellas....Un besote.��. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé de tu debilidad por los bichos. Me alegro de que te gusten las fotos. Bueno, relato, o más bien un texto ilustrativo. Un fuerte abrazo, mi preciosa.

      Eliminar
  7. Bonita entrada,amiga. Tuve una experiencia semejante con el viento, lo que no me ha impedido regresar varias veces. Confieso que los paisajes desolados me atrapan. Las fotos muy bonitas, especialmente las de las dunas. Consigues atrapar toda su belleza con esos azules y amarillos que tan bien combinan en nuestros paisajes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen su belleza esos paisajes desolados. Aunque a veces puede parecer que a efecto de fotografías no son muy agradecidos; luego, rebuscando, se te ocurre algo, aunque sea una pared (ya publicaré sobre ellas). Un abrazo, querida Balbi.

      Eliminar
  8. Hola Ángeles. Uno que es un poco supersticioso ( fobia extrema al avión ), agradece mucho visitar ciertos lugares ( que yo no veré en persona ), de una manera tan cómoda.. En este viaje y en otros, si veo algo en común, son esos pequeños detalles que nos cuentas de una manera tan familiar, que me encantan.
    De las fotos, ya te lo he estado diciendo en el Face.. Aunque viéndolas en conjunto, ganas más (a mí me lo parece ). Sobre la comida ( siempre digo algo ) veo que el café y el pescado suelen salir habitualmente. Eso me gusta.
    Esperando, que tanto halago no te engorde mucho,jejeje, te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que contar más cosas, como en ese viaje al Hierro que me nombraste el otro día. Si el trabajo no me absorbiera tanto, y me sobrara tiempo, quizá podría demorarme en más detalles. Reconozco que estaría mejor la entrada Ay, la comida, sí, me encanta el café, el pescado y el vino tinto, preferentemente. Le doy importancia a la comida en la viajes y recuerdo los lugares por cómo comí. Un gran abrazo, Miguel.

      Eliminar
  9. Espectaculares paisajes, qué fotogénicas me han parecido esas montañas del Valle de Santa Inés y ese molino, precioso.
    Las dunas también me parecen fascinantes y desde luego felicitarte por estas preciosas fotografías, que me han hecho viajar con la mente a esos lugares.
    Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te gusten, Conxita. Las montañas eran preciosas en vivo, al igual que las dunas y las playas. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Estuve en 2014 y me llamó la atención la aridez que hay por todas partes. me pareció un paisaje de una belleza especial. generalmente gustan los paisajes verdes con agua y exuberancia de vida, pero la dureza seca y casi hostil de esos paisajes canarios me cautivó.
    Preciosas fotos. Las mías son normalitas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me volvió a llamar la atención, la aridez y las casas abandonadas que vi en algunos pueblos.. Como estuve hace tanto tiempo se me olvidó cómo era esa aridez. Seguro que tus fotos son preciosas. Un gran beso, Rosa.

      Eliminar
  11. He estado en esa isla dos veces y las dos me gustó mucho. Las dunas de Corralejo son espectaculares, se respira paz y abandono a partes iguales. Esa aridez que tan bien reflejas en alguna de tus fotos tiene su encanto.
    No obstante a mi también me gustan más los paisajes verdes. Estoy deseando ver fotos tuyas de La Palma,estoy rendidamente enamorada de esa isla.
    Eres una fotógrafa estupenda.
    Besos, artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué casualidad, mi próxima escapada será a La Palma. A ver si consigo alguna foto bonita; ojalá. Las dunas son espectaculares, esa amplia extensión de arena amarilla y cruzando la carretera unas playas preciosas. Un abrazo, querida Kirke.

      Eliminar
  12. Yo también prefiero los paisajes más verdes y húmedos, pero algunos de los lugares que captaste con tu cámara son realmente preciosos. Tus fotos son un regalo para la vista, Ángeles. ¡Gracias por compartirlas! :)

    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te parezcan un regalo a la vista. Como siempre, eres muy generosa y gracias a ti por comentar.
      Como estuve algo liada ayer, soy yo ahora la que te deseo un feliz lunes.

      Eliminar
  13. Me han gustado mucho esas fotos, estuve una vez en la isla y guardo un recuerdo imborrable de ese paisaje árido y seco. Para mi distinto. Estuve en Corralejo y me impactaron las dunas, Visité Cotillo y las montañas me impresionaron. Hacia viento ese día, vi el molino desde el autobús. Estuve en Jable y me gustaron sus playas. Un día voy a hacer un post, con mis fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve suerte porque esta vez no hubo viento. A ver si veo esas fotos; seguro que serán muy buenas. Un beso.

      Eliminar
  14. Qué fotos más bonitas. Sólo cuatro días y parece que te han dado para mucho. Precioso.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentarme, María. Me alegro de que te guste. Un besazo.

      Eliminar
  15. Preciosas las fotos, Ángeles. Me reafirmo en la idea de que tienes un talento exquisito para la fotografía. Yo también prefiero los paisajes más verdes y húmedos, pero confieso que los que has fotografiado me resultan bellísimos. Y qué bien que no os tocara mucho aire, porque no hay cosa más incómoda en esta vida que sufrir sus inclemencias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es incomodísimo el viento, menos mal que no hubo. Muchas gracias por tu comentario tan generoso. Un abrazo.

      Eliminar
  16. hola! hermosas fotos, vistes de magia esos lugares ya aridos, pero toda naturaleza tiene su encanto y tu la encuentras a la perfeccion, buen fin de semana. gracias por el paseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen fin de semana, Buhos. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hermosos lugares,... hermosas fotografías. El lugar tiene un encanto especial, la dureza del clima se percibe en cada una de ellas y el viento parece ser el modelador, el rey del paisaje,... y los encuadres magníficos. Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que dices: viento, arena, sequedad,... Algo duro el lugar para vivir, sobre todo si gusta lo verde. Muchas gracias, Norte, por acercarte hasta aquí.

      Eliminar
  18. He disfrutado mucho viendo las fotos acompañadas de tus letras, Ángeles. Parecen postales, eres de verdad una artista de la fotografía.
    Me hago, por lo que cuentas, una idea del lugar, y no dudo que lo mejor es alojarse en una casita rural como dices que hiciste en Santa Inés.
    Gracias por mostrarnos tan bellos lugares, ¡un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que lo mejor es alojarte en una casa lugar. Le añade más hospitalidad a un sitio tan reseco. Un beso, Chelo.

      Eliminar