12 de julio de 2018

En el Jardín Botánico (Puerto de la Cruz)

Para verlas mejor, aconsejo pinchar encima.




10 de julio de 2018

El hombre del traje gris, de Sloan Wilson (recomendación literaria)

http://www.librosdelasteroide.com/-el-hombre-del-traje-gris
Antes escribía unas reseñas larguísimas de las que me temo nadie llegaba al final de su lectura. Desde cierta autoexigencia me obligaba a analizar varios aspectos de una novela, y eso de un modo advenedizo pues no tengo estudios de crítica literaria. Además, me preocupaba por crear imágenes acordes al libro, para no vulnerar los derechos de propiedad, lo  que me suponía  horas de esfuerzo. 

No sé por qué me introduje en esos berejenales cuando lo único que yo deseaba  era difundir la obra que me gustaba, y nada más. Dejé de hacerlo porque me acarreaba demasiado trabajo. Sin embargo, esas reseñas han sido leídas, pues todavía hay quienes vienen al blog a consultar la crítica, por ejemplo, de Voces de Chernóbil, de Svletana Aleixievich. Ha tenido, mi blog modesto y de escasa repercusión, cerca de mil lectores o visitadores. No alcanza la audiencia del artículo sobre feminismo, las fotos sobre burbujas de aceite, o el relato Como una destiladera, pero todo se andará.

En este caso mi pretensión es sencilla. Solo quiero dar a conocer esta novela que he terminado recientemente y me ha gustado bastante. 

Es de Sloan Wilson, escritor americano (Connecticut, 1920 -Virginia, 2003), que en 1942 se licenció por Harvard y durante la segunda guerra mundial sirvió en la marina estadounidense. Las experiencias sufridas en este conflicto las reflejó en algunas de sus obras. Más tarde trabajó como reportero y como profesor universitario. Tras la adaptación de esta novela al cine por Nunnally Johnson, siendo sus protagonistas Gregory Peck y Jennifer Jones,  pudo dedicarse por completo a la escritura. No sé cómo es la película; no obstante, dudo mucho que transmita con la misma exactitud la psicología interna y los dilemas morales del protagonista. 

El autor escribió quince novelas, aunque no están  traducidas al castellano. Parece que no han alcanzado tanto éxito. La presente edición es de Libros del Asteroide y la imagen de esta publicación es de su propiedad.  Si se animara a editar el resto de su obra no me la perdería.

En lo personal, su biografía informa que se casó dos veces, padeció de alcoholismo y Alzheimer. Como dato curioso destacaría que una copia de uno de sus libros, Ice Brothers, fue utilizada por el terrorista Ted Kaczynski para ocultar una bomba. Kaczynski envió un paquete a Illinois, hogar del presidente de United Airlines, Percy Wood. El 10 de junio de 1980, Wood recibió el paquete por correo; contenía una copia de Ice Brothers. Cuando Wood abrió el libro, una bomba oculta en el interior explotó, hiriéndolo gravemente.

La novela, "El hombre del traje gris", pone el foco en una familia de clase media americana en los años cincuenta. Nos encontramos con el protagonista, Tom Rath, en una época  no muy feliz de su existencia; tampoco es que sea un hombre desgraciado, más bien, se encuentra en un momento abúlico. Tiene tres hijos pequeños; una mujer, Betsy, quien, aunque no aparece mucho, resulta más real que muchos otros personajes femeninos que quedan en la sombra en  otras novelas masculinas; un trabajo del que desea desprenderse para ganar más dinero y vivir de un modo más desahogado; y un pasado, durante la segunda guerra mundial, que da pie al autor para escribir las mejores páginas de la novela. 

Las circunstancias se van alineando a veces a su favor; otras, en contra, pero siempre se desarrollan con coherencia, sin recargar las tintas en ninguno de los dos aspectos. Por ejemplo, se le ofrece la oportunidad de cambiar de trabajo y mejorar su situación económica; también de abandonar su casa que ya se le hace pequeña debido a que es posible que herede de su abuela una mansión emplazada en una vasta extensión de terreno. Pero no siempre la suerte le acompañará. 

Es muy de agradecer su estilo directo, sencillo, para mí honesto, y sin repeticiones cuyo único objetivo sería alargar el continente y caer en un pesado contenido.

Da la sensación en un principio de que su argumento se va a estancar en el pesimismo; porque sabemos que es muy normal que aquel domine,  puesto que abundan (en general, en la vida) los sucesos y situaciones que no producen ninguna alegría; sin embargo, a medida que avanza la trama esta se vuelve más luminosa y esperanzadora sin sucumbir a la ramplonería. A veces, las cosas se enderezan y vale la pena continuar la existencia. A veces, nos encontramos con buena gente en ella. 

La recomiendo por su lectura ágil; por sus páginas dedicadas a la insensatez de las guerras; por transmitir una historia sencilla que engancha; por su sobriedad no carente de emoción;  por su mensaje sobre la importancia o no de la entrega exclusiva al trabajo frente a ocio o la familia; por sus personajes morales; por ofrecer una visión social de una época; por su optimismo no vacío, en conclusión.

5 de julio de 2018

Erjos (Tenerife)



Es un precioso lugar, si hay agua. Cuando fui, la semana pasada, en tres charcas había. Otra, la más grande, estaba seca. Es un paraje curioso, creado por la mano del hombre que, como excepción, ha servido para mejorar el entorno en vez de destruirlo. 
Las charcas son humedales que se formaron tras la extracción de tierra para la agricultura allá por los años 70 y 80 del pasado siglo. Los huecos que quedaron,  debido al terreno arcilloso que impedía que se filtrara el agua hacia el subsuelo, se impermeabilizaron y con las lluvias se han formado estas lagunas, de gran atractivo para diversas especies de pájaros y anfibios. La  vegetación también es significativa. 
Hay una red de senderos a su alrededor por los que merece la pena caminar. Yo, que soy muy propensa a sentir chispazos de felicidad, en este lugar una buena corriente de ella me inunda de arriba abajo y logra que me sienta eufórica.
(Hay que pinchar encima para que se agranden y estén más nítidas)



26 de junio de 2018

Larga exposición por el Puerto de la Cruz

(Consejo previo para verlas más nítidas: pinchar sobre la foto).


El turismo en Tenerife se ha desplazado al sur, hay un aeropuerto internacional en la zona y muchísima mayor infraestructura hotelera y de servicios que el norte. La pega es que se parece a todos los lugares para turistas que buscan el sol y la playa; como decía Les Luthiers en otro contexto, sin señas distintivas ningunas. Sí se desea, en cambio, lugares más genuinos deberíamos  ir por los pueblos del norte de la isla, los cuales, aunque también poseen su enfoque turístico, conservan algo más propio. Estas fotos son del Puerto de la Cruz, precisamente uno de los lugares de Canarias que primero destacaron  en ese sector. Posee playa y sol, pero ambos en intensidad moderada. Y estos rincones en concreto, como presentan algunas dificultades en el descenso, no están muy masificados, por lo que una puede permanecer largo tiempo sin que se planten delante presencias incómodas. Estuve horas esperando para ver el anochecer porque tenía la foto en la cabeza, pero no me quedé del todo satisfecha. He de repetirlas otro día, con otra luz. Creo que las líneas que forman esas rocas tienen potencial, pero las pillé con el sol enfrente y no se ajustó el resultado a lo que yo había imaginado, mucho más suave y con otras tonalidades.
Hay varias que son del mismo lugar, en diversos formatos y hasta en blanco y negro. 
Para que se vean más nítidas hay que tocar encima. 
Saludos, y muchas gracias por la visita.


18 de junio de 2018

La mariposa (Fotografía)

Ayer me fui a un jardín que hay en mi pueblo y, cuando casi me empezaba a entregar al desánimo, vi a esta pobre mariposa. Había varias pero esta fue la única que se puso a tiro de la cámara. Digo pobre porque no volaba tan espabilada como las otras, que no paraban quietas. Como si tuviera las horas contadas. Eso me permitió fotografiarla de múltiples maneras,  y de todas seleccioné estas. La mariposa me pareció preciosa, con sus colores rojizos. Espero que a ustedes también. Hay que tocar encima para verlas más nítidas.
Muchas gracias por visitarme.


11 de junio de 2018

La piscina (fotografía)

Tres días distintos, misma hora aproximadamente, tres resultados diferentes. Más nítidas, tocando encima.


22 de mayo de 2018

Movimientos I (fotografía)


(Para verlas más claras, dentro de lo que cabe porque  ese no es el propósito, se puede pinchar sobre cada una de ellas). Muchas gracias.




11 de mayo de 2018

Entre el amanecer y el atardecer (fotografía)

Muchas de las fotos siguientes ya las he publicado en algunas redes, pero quise reunirlas en el blog. Aquí faltaban. Son de Tenerife, algunas de la Punta de Teno, donde se encuentra un faro vistoso y unos charcos que forman unos reflejos magníficos; otras de San Juan de la Rambla, tanto del pueblo como de su costa. También hay del amanecer en Puntalarga, Candelaria; de la  Gordejuela,  el edificio en ruinas que fue un elevador de aguas; del Puerto de la Cruz... Si pinchas encima de cada una se vuelve más nítida y grande. Espero que, como otras veces, guste alguna de estas dieciséis fotos. Muchas gracias.